Exportando la revolución?

Pero si no nos sirve ni a nosotros!

Fidel Castro

…

Julián ayer:

El problema con Cuba es que la diferencia entre lo que es y lo que se dice (tanto lo que dice el sistema como lo que dice la oposición) puede ser muy grande porque Cuba, donde los medios de comunicación están controlados por el gobierno, es como la sala de los espejos de las ferias, donde todo se distorsiona. Así era antes y sospecho que así sigue siendo ahora.

El cuento que mejor describe esas paradojas es un viejo chiste (estamos hablando de los 80, posiblemente la época en que las cosas estaban un poco mejor, porque hubo cierta apertura, uno de los tantos bandazos)* que dice que Reagan había mandado un espía a Cuba pero el espía había regresado, pasaba el tiempo, y no acababa de presentar su informe. Cuando Reagan lo llamó a constar dijo:

–Señor presidente, no sé qué poner en el informe porque no entiendo nada.

–¿Cómo es eso?

–Verá usted… En Cuba no hay desempleo, pero nadie trabaja. Nadie trabaja, pero se cumplen todos los planes. Se cumplen todos los planes, pero no hay nada en las tiendas. No hay nada en las tiendas, pero la gente tiene de todo. La gente tiene de todo, pero se pasa la vida quejándose. Se pasan la vida quejándose pero no les hable mal del gobierno porque dicen ser fidelistas **

*Yo creo que los 80 fueron mejores porque, aparte de que la URSS casi regalaba el petroleo y Cuba hacia tremendo negocio revendiéndolo a precios de mercado, aparte de que los gusanos, metamorfoseados en mariposas, venían cargados de dólares y de regalos, el de las barbas estaba entretenido con sus guerritas africanas y se ocupaba menos de lo de adentro. Cada vez que miraba para adentro y hacía una de las suyas hundía más al país. Tenía un gran talento para eso.

** Detalle explicado por otro cuento. El de la encuesta de la UNESCO; ¿Qué opina usted de la crisis de los alimentos?
El sueco ¿Crisis?
El haitiano; ¿Alimentos?
El cubano; ¿¿¿Opinión???!!!

(Comentario en última publicación de ayer)

———

‘Cada vez que miraba para adentro y hacía una de las suyas hundía más al país. Tenía un gran talento para eso.’

“Esto no funcionaba bien, porque Fidel no lo sabia ” ja ja ja.

El ojo del amo, engorda el caballo.

El Comandante se ocupaba personalmente del lio. Defenestraba dirigentes, metia recursos en el sitio. Luego, se dedicaba a otra cosa y regresaba el caos’

Orlando, comentarista en blogs y páginas de las dos orillas y los 7 tonos, comenta esto también en última publicación de ayer

elblogdemontaner.com/gorbachov-el-hombre-que-detestaba-la-violencia

.

.