…hay tres hechos propiciados por Estados Unidos que desmoralizaron al gobierno de Batista y aceleraron su caída: 1) Los contactos de la CIA con el ’26 de Julio’ en Santiago de Cuba, por medio de Robert Wiecha, cónsul norteamericano en esa ciudad, quien canalizó $50 000 dólares a los rebeldes. 2) La prohibición (el primer embargo) de vender armas norteamericanas a la dictadura, decretada en abril de 1958. 3) Y la reunión entre Batista y un enviado del presidente norteamericano Eisenhower, encuentro que tuvo lugar a mediados de diciembre de 1958, y en el que el norteamericano le explicó al dictador que había perdido todo vestigio de apoyo en Washington y debía abandonar el poder.

Carlos Alberto Montaner en: