alguien comenta esta semana:

Hubo un momento en que, para crear facilidades para el turismo, Fidel se propuso rellenar el mar para construir una carretera entre la ciudad de Caibarién y Cayo Santa Maria distante a 50 kilómetros de distancia. El responsable de la tarea cuenta que, ante la faraónica majestuosidad de la obra, surgieron dudas. Enterado, Fidel les dijo: «Echen piedras y no miren lo que falta.»

De eso se trata ahora, de soslayar todo lo que no sea de principios y…echar piedras. Obviamente es más fácil decirlo que realizarlo, pero hay confianza. Ya Raúl probó que: ¡Si, se puede! Allá nos vemos.

24/07/2021
Publicado por el diario ¡Por esto! Al reproducirlo indicar la fuente

25 de julio de 2021, 8:52

———————-

A lo que Armando acota:

BloggerArmando dijo…

En el escrito de Barata hay dos detalles. 
Creo q la frase de Fidel fue en el Pedraplen a Cayo Coco en Ciego de avila. 

Y segundo ese pedraplen trajo dos problemas tal ves por el apuro. Problemas ambientales por el freno al flujo de las corrientes marinas q daño la flora y la fauna marina. Y el fallo de las estructuras de los puentes. Creo q por el poco recubrimiento del acero de los elementos estructurales.

No solo es tirar piedras. 

25 de julio de 2021, 9:02