En los negocios, existe el Â«capitalismo consciente», inspirado en las prácticas de las llamadas marcas «éticas». 

En política, hay un Â«capitalismo inclusivo», defendido tanto por el Banco de Inglaterra como por el Vaticano, que aboga por aprovechar el «capitalismo para el bien común». 

Y en la sostenibilidad, está la idea de la Â«economía de la dona», una teoría propuesta por la economista y autora Kate Raworth, que sugiere que es posible prosperar económicamente como sociedad y al mismo tiempo permanecer dentro de los límites sociales y planetarios.

Luego está el modelo de Â«los cinco capitales»articulado por Jonathan Porritt, el autor de «Capitalism As If The World Matters» (Capitalismo como si el mundo importara). 

Porritt pide la integración de cinco pilares del capital humano: natural, humano, social, manufacturado y financiero, en los modelos económicos existentes.

Rueda gigante
Pie de foto, Es posible que los incentivos incorporados del capitalismo deban expandirse para estar en comunión con la sostenibilidad.

Un ejemplo tangible de dónde las empresas están comenzando a adoptar «los cinco capitales» es el movimiento B-Corporation. Las empresas certificadas se adhieren a la obligación legal de considerar «el impacto de sus decisiones en sus trabajadores, clientes, proveedores, comunidad y el medio ambiente». 

Sus filas ahora incluyen grandes corporaciones como Danone, Patagonia y Ben & Jerry’s (que es propiedad de Unilever).

Este enfoque se ha vuelto cada vez más común, reflejado en una declaración de 2019 publicada por más de 180 directores ejecutivos corporativos que redefinen «el propósito de una corporación». 

Por primera vez, directores ejecutivos que representan a Wal-Mart, Apple, JP Morgan Chase, Pepsi y otros reconocieron que deben redefinir el papel de las empresas en relación con la sociedad y el medio ambiente.

Su declaración propone que las empresas deben hacer más que ofrecer beneficios a sus accionistas. 

Además, deben invertir en sus empleados y contribuir a la mejora de los elementos humanos, naturales y sociales del capital al que Porritt se refiere en su modelo, en lugar de centrarse únicamente en el capital financiero.

En una reciente entrevista con Yahoo Finance sobre el futuro del capitalismo, el presidente ejecutivo de Best Buy, Hubert Joly, dijo que «lo que sucedió es que durante 30 años, desde la década de 1980 hasta hace 10 años, hemos tenido este enfoque singular sobre las ganancias que fueron excesivas y causaron muchos de estos problemas. Necesitamos relajarnos un poco de estos 30 años. Si tenemos una refundación de los negocios, también puede ser una refundación del capitalismo… Creo que esto puede hacerse, tiene que hacerse».

Una nueva dirección

Hace más de tres décadas, la Comisión Brundtland de las Naciones Unidas escribió en «Nuestro futuro común» que había amplia evidencia de que los impactos sociales y ambientales son relevantes y deben incorporarse a los modelos de desarrollo. 

Niñas marchando en una protesta en Colombia sosteniendo un cartel con la leyenda: "Marcho porque quiero un mundo feliz".

Ahora es obvio que estos temas también deben considerarse dentro del contrato social que sustenta el capitalismo, para que sea más inclusivo, holístico e integrado con los valores humanos básicos.

En última instancia, vale la pena recordar que los ciudadanos en una democracia capitalista y liberal tienen poder. 

De manera colectiva, pueden apoyar a las empresas alineadas con sus creencias y exigir continuamente nuevas leyes y políticas que transformen el panorama competitivo de las empresas para que puedan mejorar sus prácticas.

Cuando Adam Smith estaba observando el capitalismo industrial naciente en 1776, no podía prever cuánto transformaría nuestras sociedades en la actualidad. 

Por tanto, podríamos estar igualmente ciegos ante cómo podría verse el capitalismo en otros dos siglos. 

Sin embargo, eso no significa que no debamos preguntarnos cómo podría evolucionar hacia algo mejor a corto plazo. El futuro del capitalismo y nuestro planeta depende de ello.

* Matthew Wilburn King es consultor y conservacionista internacional basado en Boulder, Colorado, y presidente y director de Common Foundation. 

Puedes leer aquí el artículo original en inglés

https://www.bbc.com/mundo/vert-fut-57291419

https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-57287502