es una obviedad que los cubanos, al igual que la mayoría de los latinoamericanos, disfrutaban de una renta superior a la europea durante la primera mitad del siglo XX. Solo así se explica la emigración masiva de millones de europeos a Latinoamérica durante esa época. Cuba y toda Latinoamérica están llenos de descendientes de españoles. En Argentina existen más descendientes de italianos que de españoles. Y los emigrantes alemanes llenaron Chile, Argentina y el sur de Brasil. En esa época Suecia era un país atrasadísimo con una emigración masiva solo comparable a la que tuvo Escocia e Irlanda. Los españoles de los años cuarenta y cincuenta emigraban a Cuba para huir del hambre. Digo hambre en el sentido literal. Todavía hoy en España se pueden ver ancianos con las marcas del raquitismo en sus huesos deformados. Con un poco de práctica es fácil identificar los restos del raquitismo en sus piernas arqueadas. En la primera mitad del siglo XX la inmensa mayoría de la sociedad europea, especialmente en ámbitos rurales, vivía en una pobreza extrema.

Por cierto, Australia se pobló con asesinos y prostitutas expulsadas del Reino Unido, Se trataba de un paìs marginal en todos los sentidos. Resulta admirable como los descendientes de esos asesinos y prostitutas convirtieron a Australia en uno de los países más prósperos del mundo, al igual que resulta admirable como soltaron a miles de cubanos solo con su ropa en un pantano lleno de cocodrilos y los transformaron en unos de los estados más prósperos de Estados Unidos. 

Esos cambios demuestran hasta donde puede llegar un cubano y cualquier ser humano, cuando se les da libertad para prosperar.

El daño antropológico en la sociedad cubana 

Todo es hermoso y constante,
Todo es música y razón,
Y todo, como el diamante,
Antes que luz es carbón.

Jose Marti, Simple Verses/Versos Sencillos