«El dinero puede darnos comodidad y seguridad, pero no puede comprar una vida feliz. El dinero compra una cama, pero no el descanso. Compra aduladores, pero no amigos. Compra regalos para una mujer, pero no su amor. Compra el billete del partido, pero no la alegría. Paga la matrícula, pero no produce el arte de pensar. Hay que conquistar lo que el dinero no compra, de lo contrario, serás miserable, aunque seas millonario»

Augusto Cury